martes, 28 de diciembre de 2010

ÉL.


Aquella noche no dormí. Me pase el noventa por ciento del tiempo pensando en aquella forma de inclinar la cabeza hacia la derecha, en su lunar, su sonrisa, y en lo repentinamente bonito que sonaba mi nombre en sus labios.#

1 comentario:

  1. (: es perfecto, es como si fuese completamente real.

    ResponderEliminar